Myanmar // Birmania // Burma

Pages

Suu Kyi sugiere una reforma legal para garantizar los derechos de las minorías en Birmania

miércoles, 20 de junio de 2012

La líder opositora birmana Aung San Suu Kyi ha declarado este lunes que el Gobierno de Birmania debe acometer una reforma de la Ley de Ciudadanía que permita aclarar si algunas minorías pueden acceder a la nacionalidad birmana y garantizar así la igualdad de derechos de todas las etnias, tras varias semanas de enfrentamientos entre budistas y musulmanes rohingyas en el estado de Rakhine.

Unas 30.000 personas, entre musulmanes roginhyas y miembros de las minorías étnicas budistas, han tenido que abandonar sus hogares por los enfrentamientos sectarios registrados en las últimas semanas, considerados los peores de los últimos años y que se han saldado con 29 muertos.

Las relaciones entre las dos comunidades han sido incómodas durante generaciones y la tensión estalló el mes pasado después de la violación y asesinato de una mujer budista, un crimen atribuido a los musulmanes.

Hasta 800.000 rohingyas viven en la zona de la frontera de Birmania con Bangladesh en condiciones abyectas. Ningún país los reconoce como ciudadanos y las autoridades de Bangladesh ha rechazado los barcos de rohingyas que huían esta semana de la violencia.

"Si estuviera claro quienes son los ciudadanos del país con las leyes de ciudadanía, no habría el problema que siempre está surgiendo sobre acusaciones de que algunas personas no pertenecen a Bangladesh y otras no pertenecen a Birmania", ha asegurado en rueda de prensa en Noruega, donde el sábado recibió el premio Nobel de la Paz en persona después de 21 años de haberlo recibido y tras 24 sin poder salir de Birmania.

"No sabemos exactamente cuáles son los requerimientos de las leyes de ciudadanía", ha asegurado Suu Kyi, quien ha afirmado que desconoce si los rohingyas tendrían derecho a obtener la nacionalidad birmana.

"Hay algunos que dicen que aquellos que dicen ser rohingyas no son nativos de Birmania, sino que han llegado recientemente desde Bangladesh", ha asegurado la Nobel de la Paz. "Por otro lado, Bangladesh dice no, no les quieren como refugiados porque no son nativos de Bangladesh, sino que proceden de Birmania", ha precisado.

Birmania comenzó una serie de reformas con la celebración de elecciones en noviembre de 2010. Aunque estos comicios fueron calificados de fraudulentos por observadores y organizaciones internacionales, permitieron la llegada de un gobierno civil al poder tras décadas de dictadura militar. Las elecciones legislativas parciales celebradas a principios de abril han llevado al Parlamento a Suu Kyi, dirigente de la Liga Nacional para la Democracia (LND).

Visto en Europa press.

Si te ha interesado este artículo, compártelo.


votar

Publicar un comentario en la entrada