Myanmar // Birmania // Burma

Pages

Sonrisas de Birmania: empezando de nuevo...

jueves, 14 de junio de 2012

Hola a tod@s,

¿os acordáis del proyecto del Hogar Mahadmuhni, en Birmania? Pues aquí estamos de nuevo, para compartir con vosotros el regalo que la vida nos ha hecho: ayudar a nuestros niños birmanos.

Las últimas noticias que colgamos en el blog eran pésimas: habían arrestado al monje y se habían llevado a los niños en autobuses y los habían repartido por orfanatos estatales del país. Desde ese momento nos hicimos un propósito: localizar a los niños y seguir ayudándolos. Tuvimos que cerrar el blog y la pagina de Facebook, pues como os comentamos en su dia, nos aconsejaron que sería mejor forma de trabajar por los niños, teniendo en cuenta la situación en la que se encontraba el país.

Tras el cierre del orfanato, en el pueblo se formó un comité para construir un nuevo orfanato. Estuvimos más de cinco meses en conversaciones con ellos para participar económicamente en el proyecto. También donamos todo el mobiliario y los enseres que teníamos. Nuestra única condición era que los niños volvieran a Sittwe. No aceptaron. Así que nos encontramos con la siguiente situación:

Los mayores se quedaron en el pueblo. La mayoría viviendo en la comisaría de policía, y otros en la casa del carpintero que trabajaba siempre con nosotros en las mejoras del orfanato.

Los medianos fueron a Mandalay: las niñas a un orfanato y los niños a un reformatorio birmano.

Los pequeños fueron a Magway a otro orfanato.

La princesita después de recuperarse de la operación del tumor que financiamos, se la llevaron a Mandalay.

Durante este año hemos contado con la desinteresada ayuda de nuestros amigos birmanos Win y May, y gracias a ellos hemos podido seguir ayudando a los peques . Tenemos contacto casi a diario vía email. Os pasamos un resumen de nuestro trabajo en este último año:

Los mayores: ayudamos al carpintero en la manutención de los niños que se quedaron a su cargo. Seguimos ayudándolos con sus estudios. A los que no querían seguir estudiando, intentamos buscarles un oficio. Se han sacado las tarjetas de identidad.

Los medianos: nuestros amigos Win y May han ido varias veces a visitar a las niñas en Mandalay. May, a petición nuestra, ha donado comida para todo el orfanato en sus dos visitas: hay 99 niñas, y las nuestras son 23. Además de suministrarle ropa y lo que necesiten. Los que más nos preocupaban eran los niños, pues habían ido a un reformatorio. Era un peligro dejarlos allí. Por mediación de May se habló con Bienestar social. May les llevó un poco de felicidad: una cena para todo el reformatorio, son 123 niños y los nuestros 28, chilli (les encanta, y ahora no lo comen) y ropa. A primeros de este año los trasladaron a Yangon, muy cerquita de donde vive May, así que todos los meses donamos comida, ropa y estamos al día de sus necesidades.

Aquí os dejamos las últimas fotos de los medianos en Yangón y Mandalay.

Los pequeños: se fueron 32 niños. Desde un principio sabíamos que estaban bien, pues Win nos informó que era un centro nuevo que habían abierto, y estaban atendidos. Pero no teníamos fotos de ellos, principalmente porque está prohibido hacer fotos en centros estatales. Pero May lo consigue, después de las donaciones que se hacen para los niños.

Aquí están las fotos de los pequeños.

Nuestro objetivo se ha cumplido: encontrarlos y seguir ayudándolos. Están felices de saber que seguimos a su lado. Ellos no nos olvidan tampoco. Esperamos poder visitarlos pronto.

Queremos seguir adelante con nuestro proyecto, pero ampliándolo a todos los niños a los que podamos ayudar. Hemos cambiado de nombre: “Sonrisas de Birmania”. Pronto abriremos un nuevo blog, donde colgaremos toda la información y fotos que tengamos.

Uno de nuestros próximos objetivos es operar a la princesita, pues el tumor ha vuelto a aparecer.

Sólo nos queda daros las gracias por seguir estando ahí, sin olvidarlos. Os tendremos informados de todo.


Besos,
Paco, Gloria, Silvia, Natichu, Jose y Jesús

Si te ha interesado este artículo, compártelo.


votar

Publicar un comentario en la entrada