Myanmar // Birmania // Burma

Pages

El presidente birmano anuncia nueva fase de reformas centradas en la economía

miércoles, 20 de junio de 2012

El presidente birmano, el exgeneral Thein Sein, anunció hoy el comienzo de una segunda fase de reformas dedicadas a la economía, con vistas a conseguir un crecimiento anual sostenido del 7,7 por ciento, y a las mejoras sociales.

En un mensaje a la nación retransmitido por la televisión y emisoras de radio estatales, Thein Sein dijo que el Parlamento, que reanudará las sesiones el 4 de julio, aprobará la ley que abrirá la puerta y regulará la inversión extranjera directa, con el objetivo de duplicar el volumen actual en los próximos cinco años.

Asimismo, se constituirá una comisión especial para promover la participación del sector privado en áreas como la sanidad, la educación, las telecomunicaciones o la energía.

El mandatario indicó que, para acabar con la pobreza, el Gobierno va a necesitar ayuda internacional a través de préstamos y asistencia técnica.

El jefe de Estado manifestó que, al mismo tiempo que entran en la segunda etapa de reformas, mantendrán los trabajos en pos de la reconciliación y la paz nacionales, así como el mantenimiento del imperio de la ley.

Después de casi medio siglo de dictaduras castrenses, Birmania empezó el año pasado un proceso aperturista tutelado por Thein Sein, quien fue primer ministro de la última junta militar.

El presidente birmano recordó que en la primera etapa el Gobierno trabajó en reformas políticas y la reconciliación nacional.

En los últimos quince meses, se ha abierto el diálogo con la oposición, se han excarcelado a la mayoría de los presos políticos, se han aprobado la creación de sindicatos, se ha suavizado la censura y se han autorizado las manifestaciones.

La líder del movimiento democrático, Aung San Suu Kyi, ha pasado de ser la presa política más famosa del país a dirigir la oposición en el Parlamento.

No obstante las mejoras, aún quedan problemas por resolver, como la lucha armada con las guerrillas étnicas o la ola de violencia sectaria que estalló este mes en el estado de Rakhine (oeste) y que ha causado, de momento, 50 muertos y 2.230 casas quemadas.

Birmania tiene una población de cerca de 60 millones de habitantes, la mayor parte budistas (87 %) y de la etnia birmana (68 %), que conviven con los shan (9 %), karen (7 %), rakhine (4 %), chinos (3 %), indios (2 %) y mon (2 %), entre otros. 

Visto en Diario vasco.

Si te ha interesado este artículo, compártelo.


votar

Publicar un comentario en la entrada