Myanmar // Birmania // Burma

Pages

El Ministro de Exteriores Australiano visita Birmania

miércoles, 6 de junio de 2012

El Ministro de Exteriores de Australia, Bob Carr, se encuentra en Birmania para una visita de tres días para reunirse con líderes de alto nivel en el gobierno del país y los reformadores políticos, entre ellos la líder opositora Aung Sun Suu Kyi, con quien se reunirá el miércoles en Rangún. Él ha dado señales de que podría extender una invitación a Suu Kyi a visitar Australia.

Carr volará a Naypyitaw el jueves. Dijo que Australia está muy animada por la transición democrática en curso en Birmania, y se espera que anuncie varios programas de ayuda para apoyar los derechos humanos y las iniciativas de consolidación de la paz durante su visita.

Un artículo en el Brisbane Times el miércoles señaló que Carr ha hecho un gesto simbólico a Birmania en un aparente reconocimiento de las reformas políticas, otorgando el nombre de "Myanmar" en la víspera de su visita al país. El nombre antiguo, aprobado en la era moderna de la antigua junta militar, ha sido un punto delicado, con defensores de la democracia insistiendo en que se utilice "Birmania".

En 2010, la ayuda de Australia se elevó a alrededor de 50 millones de dólares al año, lo que hace Australia en ese momento el segundo mayor donante de ayuda bilateral.

Australia recortó su lista de sanciones de personal de 392 a 126 nombres, y en el próximo ejercicio aumentara la ayuda a Birmania en un 30 por ciento, a 63,8 millones de dólares, según un artículo publicado el miércoles en The Sydney Morning Herald.

"Estoy seguro de que todos los miembros del gobierno quieren evitar el riesgo de un resurgimiento de las sanciones, si se produjera un retroceso en el programa de reforma valiente del presidente Thein Sein", dijo Carr.

"Tenemos la oportunidad de afinar nuestras recientes decisiones sobre las sanciones, y tomaré una decisión después de hablar con la gente en el gobierno y la gente en la oposición".

En los últimos tiempos, las autoridades birmanas del gobierno han emprendido una serie de reformas radicales.

"Hay una sensación de urgencia entre la gente del gobierno, un entusiasmo real para hacer cosas", dijo Sid Myer, el presidente del instituto Asialink, de la Universidad de Melbourne, que encabezó una delegación de la banca australiana, y profesionales legales y de tecnologías de la información a Birmania el mes pasado.

"Hay una conciencia de que hay unas elecciones general en 2015 y con el fin de que este gobierno tenga alguna posibilidad de mantener su posición tiene que hacer un verdadero progreso en asuntos urgentes."

Antes de su viaje, Carr escribió en su blog: "Ya hemos reconocido la reforma, aliviando nuestras sanciones y la normalizando nuestro enfoque en el comercio y la inversión. Pero hay algo más que podemos hacer, mediante la ampliación de nuestra ayuda al desarrollo, para ayudar a asegurar que las reformas en Myanmar se sustentan".

También se reunirá con los líderes de las comunidades étnicas y los miembros del movimiento estudiantil 88-Generación, muchos de los cuales son ex presos políticos liberados a principios de este año.

"Ahora hay una mejor oportunidad para una reforma democrática sostenida en Myanmar que la que ha habido durante más de medio siglo", dijo.

"Durante mi visita, esperamos poder anunciar nuevas iniciativas de Australia, incluso en relación a nuestro programa de ayuda, el apoyo a los derechos humanos y la consolidación de la paz. Las reformas políticas y económicas sostenibles mejorarán las perspectivas de la población de Myanmar y permitirán que Myanmar a que cumpla su considerable potencial en la región y el mundo", dijo Carr.

En marzo de 2012, la primera ministra, Julia Gillard, designó a Carr como ministro de Relaciones Exteriores de Australia.

Visto en Mizzima.

Si te ha interesado este artículo, compártelo.


votar

Publicar un comentario en la entrada