Myanmar // Birmania // Burma

Pages

La ONU pide una investigación por posibles crímenes contra la Humanidad cometidos por la Junta Militar birmana

martes, 16 de marzo de 2010

El relator especial de Naciones Unidas sobre la situación de los Derechos Humanos en Birmania, Tomás Ojea Quintana, solicitó este jueves una investigación internacional sobre posibles crímenes de guerra y crímenes contra la Humanidad cometidos por la Junta Militar que gobierna este país asiático.

Quintana aseguró que un patrón de violaciones crecientes y sistemáticas de las libertades fundamentales prosigue en este país, que ha prometido celebrar elecciones este año.

"De acuerdo con informaciones consistentes, existe la posibilidad de que algunas de estas violaciones de los Derechos Humanos puedan suponer ciertas categorías de crímenes contra la Humanidad o crímenes de guerra en virtud de los términos del estatuto del Tribunal Penal Internacional (TPI)", aseguró en un informe presentado al Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Los grupos de activistas celebraron su recomendación, y aseguraron que no tenía precedentes desde que Naciones Unidas estableció en 1992 un mandato para evaluar las violaciones de Derechos Humanos en el país.

Las violaciones incluyen arrestos masivos de disidentes, muertes y tortura de detenidos, falta de libertad de asamblea, religión y expresión y trabajos forzosos, de acuerdo con Quintana, que hizo el mes pasado su tercer viaje a Birmania.

Debido a que Birmania ha fracasado a la hora de investigar los abusos, "las instituciones de la ONU pueden considerar la posibilidad de establecer una comisión de investigación con el mandato específico de investigar para evaluar la cuestión de los delitos internacionales", indicó.

Hay indicaciones de que las violaciones son "el resultado de una política de Estado que implica a las autoridades en todos los niveles del poder ejecutivo, judicial y militar", prosiguió, y pidió la liberación de los al menos 2.100 prisioneros políticos que afirma permanecen detenidos en Birmania, y que se han doblado en los dos últimos años.

"Las elecciones no pueden ser libres, justas, transparentes e inclusivas, de acuerdo con la legislación internacional, sin libertad de expresión, opinión, asociación y asamblea", aseveró Ojea Quintana, quien indicó que su retraso provoca dudas serias sobre la posibilidad de que todos los partidos tengan el tiempo que necesitan para prepararse para las elecciones.

El relator de la ONU manifestó igualmente su preocupación por "el alarmante alto número de muertes en prisión". La privación de alimentos y agua, así como la negativa a proporcionar cuidados médicos, se utilizan en Birmania como castigo. Más de 130 prisioneros políticos se encuentran en un mal estado de salud, afirmó.

Visto en EPSocial vía Meneame.

Si te ha interesado este artículo, compártelo.


votar

Publicar un comentario en la entrada