Myanmar // Birmania // Burma

Pages

La Junta birmana deja a la opositora Suu Kyi fuera de las elecciones presidenciales

miércoles, 10 de marzo de 2010

La nueva ley electoral excluye a quienes hayan sido condenados por los tribunales, caso de la Premio Nobel de la Paz.

La Junta Militar de Birmania ha confirmado con una nueva ley que la líder opositora Aung San Suu Kyi no podrá participar en las elecciones presidenciales de este año, las primeras en dos décadas, porque ha sido condenada por los tribunales.

La Ley de Registro de Partidos Políticos prohíbe la militancia política de personas que hayan sido condenadas en un tribunal, por lo que la líder opositora queda definitivamente excluida de representar a su partido, la Liga Nacional para la Democracia.

La participación de Suu Kyi en estas elecciones era ya prácticamente inviable antes de esta ley, porque cumple 18 meses de arresto domiciliario, impuestos en agosto del 2009, que la tienen confinada en su casa de Rangún con el teléfono interceptado, sin Internet y con las visitas controladas. Suu Kyi tampoco puede optar a la jefatura del Estado porque estuvo casada con un ciudadano extranjero y sus hijos disponen de pasaporte del Reino Unido.

Condena de Estados Unidos
Nada más conocer la nueva ley electoral, Estados Unidos se ha apresurado a criticarla por boca del secretario de Estado adjunto para Asia Oriental y el Pacífico, Kurt Campbell. "Creo que es justo afirmar que lo que hemos presenciado hasta la fecha es decepcionante y lamentable", ha dicho Campbell durante una conferencia de prensa en Malasia. "Nosotros nos mantenemos en lo que hemos dicho hasta la fecha, que (Suu Kyi) tiene que ser liberada. Creemos que debe desempeñar un papel activo en la vida política de la nación", ha añadido.

Estados Unidos flexibilizó el pasado septiembre su política hacia Birmania y abrió una puerta de diálogo con la esperanza de conseguir cambios democráticos en esa nación asiática gobernada por una dictadura militar desde 1962. Sin embargo, advirtió que para que los próximos comicios puedan ser aceptados por la comunidad internacional debe primero excarcelar a los presos políticos (2.200), entablar diálogo con la oposición de cara a la reconciliación nacional y establecer las condiciones adecuadas para que las elecciones se celebren en un ambiente de libertad y justicia. Hasta la fecha, ninguna de esas condiciones se han cumplido.

Visto en Ideal.es

Si te ha interesado este artículo, compártelo.


votar

Publicar un comentario en la entrada