Myanmar // Birmania // Burma

Pages

Aung San Suu Kyi quiere reformar su casa para evitar incidentes como el de John Yettaw

martes, 1 de septiembre de 2009

Nyan Win, portavoz del partido de Suu Kyi, Liga Nacional para la Democracia (LND), aseguró que la premio Nobel de la Paz está preocupada por la seguridad después de que Yettaw consiguiera cruzar el lago que rodea la casa y entrar en ella el pasado mayo, informa la BBC.

Este incidente provocó la detención de Suu Kyi y el posterior juicio por violación del estatus de su arresto. En un largo proceso que acabó hace sólo unas semanas y en el que sólo se permitió la comparecencia de dos testigos de la defensa, la líder opositora fue condenada a tres años de trabajos forzados, sentencia que la Junta Militar revocó por 18 meses de arresto domiciliario.

Para que esto no se vuelva a repetir, Win explicó que Suu Kyi, de 64 años, ha contactado ya con varios arquitectos para hacer los oportunos cambios en su vivienda de Rangún, de donde no ha podido salir en 14 de los últimos 20 años por los arrestos a los que la ha sometido la Junta Militar.

Si te ha interesado este artículo, compártelo.


votar

6 comentarios:

Ritalin dijo...

He hecho una búsqueda rápida de Yettaw, y no encuentro qué han hecho con este hombre. ¿Alguien sabe qué ha sido de él?

Gracias

CHucky dijo...

@Ritalin: tras entrar nadando en casa de Suu Kyi, tanto él como ella fueron juzgados y condenados.
Al poco vino un senador estadounidense y logró liberar a Yettaw (a Suu Kyi la dejó tirada) y se lo llevó a EE.UU. donde ha dicho que lamenta mucho lo sucedido.

Ritalin dijo...

Muchas gracias por la respuesta, supongo que debería haber buscado dentro de tu blog antes de Google.

Y sí, sabía del "rescate", lo que no sabía es si a este hombre le ha llegado algún tipo de represalia legal por lo que hizo. Andar por la vida de mesías iluminado provocando la ampliación de pena presos políticos y luego soltar un simple "Ups, sorry!!" parece poco serio...

Gracias de nuevo, un saludo.

CHucky dijo...

@Ritalin: pues no... ni "represalia", ni castigo, ni reprimenda... ni siquiera unos azotitos por niño malo; nada. Le sacaron de Birmania, se lo llevaron a EE.UU. y aquí paz y después gloria.

A mí todo lo relacionado con Birmania me parecería poco serio si no fuera porque es demasiado serio.
Todo esto parece un chiste malo, pero más bien es una broma pesada. Sería para reír de lo absurdo que es y, sin embargo, dan ganas de llorar.

Ritalin dijo...

Totalmente de acuerdo en lo de su "seriedad".

Mi secreta esperanza era que o bien las autoridades americanas, o bien algún grupo "de presión" americano de apoyo a ASSK, le estiraran de las orejas de algún modo a este señor.

Pero claro, hace falta muchas "ganas" para eso, amén de que no sería sorprendente de que el tal individuo esté clínicamente como una regadera, lo que complicaría el proceso.

En fin, un gusto comprobar que, cuando menos, hay gente a este lado del agua que se dedica a mantener blogs actualizados sobre Birmania. Que no todo sean hipotecas.

Un cordial saludo

CHucky dijo...

@Ritalin: luego me llaman negativo... pero es que no puedo ser optimista.

En los dos últimos años oportunidades ha habido varias de hacer verdadera presión; la más clara, a mi entender, el Nargis.

En esta última lo único de lo que se han preocupado los EE.UU. es de sacar a su ciudadano. Me temo que poco más van a hacer.

Y la ONU no va a hacer nada; mientras la dictadura China siga teniendo poder de veto, el resto de dictaduras de su influencia pueden estar tranquilas.

En el fondo, el problema es el dinero; negocios, poder, influencias. Eso es todo.

China quiere recursos naturales y una salida al Índico; EE.UU. quiere imponer su influencia (tal vez intente que Suu Kyi represente esa influencia; tal vez ella se niegue) para quitársela a China y acorralarla por este lado; Francia quiere sacar su tajada en forma de petróleo; Tailandia, India, Rusia... quieren su tajada en forma de importaciones y exportaciones...

¡Ah! ¿Que hablábamos de derechos humanos? Qué tonto estoy...

Voy a llorar un rato.

Publicar un comentario