Myanmar // Birmania // Burma

Pages

Testigo: Myanmar antes de la tragedia

viernes, 9 de mayo de 2008

El artículo que aquí publicamos ha sido escrito por Joan Gou i Campamar.
Narra sus experiencias vividas en Birmania justo cuando llegaba el Nargis.

Acabo de regresar de un viaje organizado por la Asociación Catalana de Agencias de Viajes (ACAV) a Myanmar (Birmania) escapando por los pelos del tremendo ciclón que ha asolado el sur del país, y que esta abriendo portadas y titulares en la prensa estos días.

Haber compartido estos días con compañeros de profesión, hace mucho mas agradable el viaje, los reencuentros, las tertulias, los cafés, tienen un aroma especial, la organización fue perfecta y la elección del receptivo birmano un acierto, de no haber sido por el trágico final para la población.

Como receptivo, metido en zapatos de turista, siempre he pensado que somos un país desarrollado y líder en la prestación de servicios, eso deriva hacia un pensamiento superlativo en la comparación, craso error, jamás aprendí tanto como en este viaje.

Myanmar, es un país pobre económicamente con un gobierno militar al frente, la pobreza es evidente a los ojos del poco turismo que últimamente visita la zona después de los altercados contestatarios al régimen del pasado octubre.

Hablé con directores de hotel, hacía meses que no veían un turista, desesperación es una palabra inexacta para describir los sentimientos de esas personas que no saben qué hacer para salir de la profunda crisis, y recuperar la confianza de los países emisores, todo ello sin perder la sonrisa, preguntados de cómo asumían la cruda realidad, me descubrieron que gracias a la religión budista en concreto a la aplicación filosófica del desapego podían armarse de paciencia y esperar la reacción externa en forma de turismo.

La agencia de viajes receptiva, Adventure Myanmar, me dio una lección de atención al cliente, todo perfecto, sincronizado, equipajes, salidas, horarios, programario, con una perfección suiza, cuidando los detalles a la mas mínima expresión, el capital más valioso de esta compañía es sin lugar a dudas el personal, los guías, con habla perfecta de español, amables, inteligentes, con un amplio conocimiento para trasmitir a los clientes, tiene que inventarse lugares, escenarios, para satisfacer a los pocos clientes que visitamos el destino.
ACAV como asociación tenía varios destinos para este viaje, he de reconocer que la elección no fue fácil, (conociendo lo sucedido el pasado otoño), aun así, se apostó por dar soporte a un destino caído, descartado por la mayoría de tour operadores, como asociación podía haber elegido un destino lúdico, más seguro, de confort, se optó por Myanmar para demostrar y demostrarnos que no nos equivocaríamos si recomendamos este destino a los clientes.

El mayor homenaje que podríamos hacer desde esta comunidad es recomendar este destino, es seguro, bello, con cultura ancestral, y una capacidad de servicio fuera de lo habitual o a lo que estamos acostumbrados,
Os hago un llamamiento para que demos soporte a estas gentes que tanto nos necesitan, no piden dinero, ni comida, solo quieren atendernos como visitantes y así ayudarles a mejorar su economía, y su fuerza moral hacia un cambio de régimen, solo tenemos que recordar, este, nuestro país, que en plena dictadura, los que por suerte trabajábamos en turismo disfrutábamos de la democracia de los turistas a pesar del encorsetamiento oficial.

Gracias por difundir el mensaje, y estoy convencido que vosotros compañeros de comunidades y Blogs, sabréis dar un empujón a estos amigos que tanto nos necesitan.

Si te ha interesado este artículo, compártelo.


votar

13 comentarios:

Joan Gou i Campamar dijo...

Chuky , gracias por la difusion del mensaje, hay que haber visitado este maravilloso pais como para dejarlos abandonados a la suerte de los militares, estas acciones sumadas a las que nos eguiran haran que los cambios se aceleren.
Un cordial saludo.
te mando la direccion de la comunidad de acav por si quieres seguir la evolucion de nuestra implicacion.
http://acavsocial.ning.com/

Carlos Sardiña Galache dijo...

Me permito discrepar con ustedes humilde pero firmemente: teniendo en cuenta el control casi absoluto que la Junta militar mantiene sobre todo tipo de actividad económica, no creo que Birmania sea un destino turístico "ético", y éste me parece precisamente el momento menos apropiado para promocionarlo como tal.

Por cierto, a juzgar por la de veces que aparece la agencia Myanmar Adventure en el diario oficial The New Light of Myanmar, no creo que sea una empresa sin vínculos con la Junta (lo que, por otro lado, es impensable).

Sobre todo esto, ya escribí ayer en mi blog. Poco más que decir.

Saludos

CHucky dijo...

@Carlos & @Joan:
Encantado de teneros aquí. Un honor y un placer.

Me ponéis en una situación complicada, pero no difícil.
A lo que dice Carlos no puedo negarle la razón. Del mismo modo que tampoco se la puedo quitar a Joan. Me debato entre las dos opciones y, la verdad, no sé cual es la menos incorrecta.

Hace ya algún tiempo publicamos un texto tomado de Birmania por la paz y titulado "El coste de unas vacaciones".
Antes de poner el texto expresamos nuestras dudas; me cito:
"Si bien sabemos que la mayor parte del dinero entrante en Birmania, sea por turismo o negocios, sirve para mantener a su Junta Dictatorial en el poder, también creemos que una de las formas de ayudar / forzar / convencer al pueblo birmano de cambiar su destino es conociendo lo que hay en el mundo exterior.
Creemos que las presiones externas son condición sine qua non para democratizar Birmania, pero también creemos que esto sólo lo puede conseguir el pueblo birmano
"

Con el texto de Joan comparto varias cosas:
- la forma en que describe la belleza del país y la amabilidad, la sonrisa permanente de los birmanos.
- que, tal como nos ocurrió en España cuando teníamos nuestro dictador, la mejor (si no única) forma de saber que hay otras formas de vida, otras formas de gobierno más democráticas, que hay un camino que se puede y se debe recorrer, es que alguien te lo cuente: los visitantes / turistas.

Con la opinión de Carlos también comparto varias cosas:
- cualquier persona que "legalmente" trabaje con extrajeros en Birmania tiene que tener permiso de la Junta, lo que implica necesariamente comadreo, sobornos y apoyo directo a los dictadores.
- sin tener la certeza real de que la agencia "Adventure Myanmar" haga esto, sí que se puede tener la certeza lógica y moral de que así es.

Un solo reproche al texto de Carlos: a mi entender Joan nunca ha hablado de "turismo ético"; simplemente ha cantado las bellezas de un país y una gente que vive oprimida y que nos necesita (entendiendo siempre que él, por lo que veo, se dedica al turismo y que está interesado en abrir un nuevo mercado en Birmania, lo cual es su opción personal, su trabajo y ahí no entro).

Personalmente (repito: personalmente, de forma individual) me decanto por el "Yo no voy" de la campaña "I'm not going to Burma" promovido por la propia Aung San Suu Kyi:
"Birmania, va a estar aquí muchos años; decidle a vuestros amigos que nos visiten más tarde. Visitarnos ahora no nos ayuda a condenar al régimen".
Lo cual no quiere decir que esté deseando poder visitar el país. Pronto. Cuando yo tenga dinero y ellos democracia.

Lo que no quiero es que mi opción personal me impida presentar las de los demás, que son interesantes.
Por eso publicamos muchos de las reflexiones de Carlos.
Por eso hemos puesto este texto de Joan.
Por eso, porque nos gusta lo que decís, porque nos parece muy interesante y por que, en parte, compartimos vuestras opiniones.

Esta entrada me hace muy feliz, porque nos ha permitido compartir muchas ideas y opiniones.
Gracias a los dos.

Anián dijo...

Yo también tengo entendido que Adventure Myanmar pertenece (o trabaja con el beneplácito) de la Junta Militar. De hecho, si viajas con la popular Catai de nuestro país, ellos son sus corresponsales allí. Y tratándose de una mayorista como Catai no creo que vayan con un agencia "cualquiera". Si vas a Myanmar, lo mejor es ir por libre y procurando (cosa que no es fácil) que tu dinero quede en los más necesitados. Jamás iría a Myanmar en un viaje en grupo.

CHucky dijo...

@Anián:

En estos días no creo que sea posible, pues los dictadores se han cerrado a cal y canto, pero, en general, ¿es esto posible? ¿Es posible ir por libre, sin que tu dinero acabe en los dictadores? ¿Cómo?

Hace poco hablamos de una pareja española que hicieron un viaje no solo por Birmania; entiendo que fueron por libre, pero desde que volvieron no hemos vuelto a tener noticias de ellos.

Anián dijo...

Por supuesto que es posible ir por libre, mucha gente lo hace, y por lo menos no todo tu dinero va a parar al gobierno (aunque parte sí, es inevitable, p. ej usando transportes) . A esta pareja ya la conozco de algún blog. Si no te importa, te dejo un mail y te comento.

CHucky dijo...

Sí, coméntame, por favor.
Creo que a mi correo puedes llegar a través del perfil, pero por si acaso: jaherguera ("arrurirruri") gmail.com
¡Gracias!

Anónimo dijo...

Hola, estamos mirando de ir a Myanmar en Noviembre y tu articulo me resulta muy gratificante y mas despues de ver tanta hipocresia tanto de los medios de comunicacion como de las llamadas ONG´s o que se yo.
¿Alguien dijo que no se visitaran los EEUU tras lo ocurrido con el Katrina en New Orleans?¿No fue tambien culpa del gobierno?¿Este gobierno si es democratico y no es corrupto?.
No creo que China sea un ejemplo de nada salvo de explotacion laboral, tambien tiene un gobierno corrupto y militarizado Y LES DAMOS UNAS OLIMPIADAS¡¡¡¡
En fin, no sigo que me caliento.
A todos los progres, reivindicadores de lo absurdo, reclamadores de estupideces y personajillos que no os escuchan ni en casa.
Dejar que la gente decida por si misma, y si queremos ir a Myanmar iremos.
Y si vosotros quereis protestar y reivindicar los derechos de un pueblo pisoteado y sometido, victima de la pobreza y la corrupcion, se de uno que esta aqui al lado no se tarda ni una hora en ir en avion, se llama Marruecos. A ver si teneis narices de ir a protestar alli, Uy¡¡ se me olvidaba, de este no protesta nadie porque son amigos del rey y los progres van a ponerse ciegos de hachis. Hipocritas.

CHucky dijo...

Bueno, anónimo; espero que cuando vuelvas nos cuentes qué has visto y vivido. Mucho me temo que en noviembre seguiremos blogueando por Birmania.
Nuestra opción personal es la de no ir a Birmania hasta que acabe la dictadura.
Yo la única ONG que conozco, después de leerlos durante todo este tiempo, es Birmania por la paz y por lo que veo están muy implicados con Birmania, trabajando desde la misma frontera e incluso entrando ilegalmente en el país para ayudar.
Respecto a los medios de comunicación... sin comentarios. Empezamos este blog por la rabia que nos dio que los medios pasasen de Birmania al acabarse las imágenes de represión y violencia; pasó lo mismo con el Nargis: mientras había imágenes duras hubo noticias; ya no, ya ha pasado, ya no hay problema. Mentira.
Respecto a China, lo mismo; se protesta por el Tíbet, pero no por los propios chinos... absurdo. Lo de las Olimpiadas no tiene nombre.
Respecto a Marruecos, también hay un movimiento en internet de protesta; como por ejemplo por la detención de Fouad Mourtada, quien finalmente fue "perdonado" por el dictador marroquí.
Nuestra elección ha sido Birmania; pura casualidad. No somo héroes, no pretendemos salvar al mundo. Tan solo queremos que no se olvide Birmania.

Anónimo dijo...

Hola Chyky, acabo de leer todas las opiniones a favor y en contra de viajar a Birmania...todas muy respetables, mi opinión personal, y desde el conocimiento de ese país, puedo añadir a todo lo dicho por otros, que estoy a favor de que se vaya, por muchos motivos, y es por su gente,cultura,gastronomía y la posibilidad de abrir los ojos a esas personas que no creen, ni quieren, una dictadura en su gobierno...Soy consciente de que una buena parte del dinero va a parar a los militares, pero también va al pueblo, y muchos pocos hacen muchos...quiero decir con ello, que si dejamos de ir, seguro que los pobres seguirán siendo más pobres y los ricos seguirán siendo igualmente ricos...A quien fastidiamos no será a esa junta militar, que más bien depende de países afines a su régimen, es a esa gente que lucha por tener algo.
Yo os animo a que vayáis y saquéis vuestras propias opiniones, si alguien quiere ayudar puede hacerlo directamente sin pasar por la junta...Yo lo he hecho, y sigo haciéndolo todas las veces que voy.
En referencia a Myanmar Adventure, os puedo asegurar que es una buena agencia, no dudo que parte de ese dinero vaya a la junta, pero tambien va a todos esos empleados que, con su entrega, respeto y silencio, están luchando para que sus familias tengan mas opciones de las que tuvieron ellos. Por ellos, por los conductores, recepcionistas, guías, etc...merecen que no les demos de lado y que sus voces silenciadas, sean oidas por todos los que allí vamos.Hagamos de nuestra libertad de expresión, sus voces.
Os animo a que vayáis, ellos se lo merecen y no podemos dejarlos en el olvido...
Una enamorada de Birmania.

Anónimo dijo...

Hola a todos,

Acabo de llegar de Birmania, emocionada y con ganas de volver. Me uno firmemente a los comentarios de Joan y para nada comparto los de Carlos y a todos los que se permiten hablar de ética y moral. En primer lugar, no se puede en absoluto calificar de turismo no ético- deberíamos primero poder definir la palabra "ético"-, el visitar este maravilloso país con gentes entrañables deseosas de mostrarte su riqueza. En segundo lugar, por esta regla de tres, tampoco deberíamos visitar países como Cuba- que vive sumida en una dictadura militar-, o incluso algunas zonas de África -también gobernadas por dictadores sanguinarios- o incluso EEUU (quizás también parte del dinero del turismo sirvió para financiar la guerra de Irak)..El problema no es el turismo..sino el tráfico de armas, de drogas y su alianza con China. Por el contrario, el turismo puede ser quizás la única apertura hacia el exterior y además, cuando vas al país también puedes ayudar a su pueblo, a los pequeños artesanos, a los conductores, a los guías de trekking, puedes aportar tu granito de arena visitando escuelas y aportando material escolar.He visitado este país, lo seguiré haciendo con el pleno convencimiento de que quizás será el turismo el que favorezca la apertura de este país hacia el exterior.Nosotros también vivimos un régimen dictatorial y militar, y fue el turismo quién dio un poquito de aire fresco al país. Seguiré visitando este maravilloso país con la bandera de la ética y la moral.Por otro lado, Aung San Suu Kyi matizó sus palabras acerca de visitar el país.Evidentemente su recomendación era muy lógica y aceptable, teniendo en cuenta el momento en que las pronunció y su situación. Insisto, la gente tiene que ir a Birmania, sin temor a que su visita sea poco ética. Primero definamos ética y que cada uno analice los destinos turísticos: Tailanda- su turismo sexual- Cuba con una dictadura militar- y un largo etc.

Anónimo dijo...

Hola a todos,

Acabo de llegar de Birmania emocionada y con ganas de volver. Me uno firmemente a los comentarios de Joan y para nada comparto los de Carlos y todos aquellos que se permiten el lujo de catalogar lo que es ético y lo que no. En primer lugar, no se puede en absoluto calificar de turismo "no ético"- deberíamos poder definir la palabra "ético"-, visitar este maravilloso país con gentes entrañables deseosas de mostrarte su riqueza. En segundo lugar, por esta regla de tres, tampoco deberíamos visitar países como Cuba- que vive sumida en una dictadura militar-, o incluso algunas zonas de África -también gobernadas por dictadores sanguinarios- o incluso EEUU (que también financió la guerra de Iraq)..El problema no es el turismo..sino el tráfico de armas, de drogas y su alianza con China, y todos conocemos el desmantelamiento de empresas españolas que se trasladan a China para abaratar costes, etc..por lo que ojo con esto de la ética. Por el contrario, para este país el turismo puede ser quizás la única apertura hacia el exterior. Asimismo, cuando vas al país también puedes ayudar a su pueblo, a los pequeños artesanos, a los conductores, a los guías de trekking, puedes aportar tu granito de arena visitando escuelas y aportando material escolar.He visitado este país, lo seguiré haciendo con el pleno convencimiento de que quizás será el turismo el que favorezca la apertura de este país hacia el exterior.Nosotros también vivimos un régimen dictatorial y militar, y fue el turismo quién dio un poquito de aire fresco al país. Seguiré visitando este maravilloso país con la bandera de la ética y la moral.

CHucky dijo...

@Anónimo: creo que tu mensaje estaba duplicado; si quieres borrar alguno de los dos, hazlo, ¿ok?
Un abrazo (y si quieres publicar algo sobre Birmania en el blog... ¡no lo dudes!).

Publicar un comentario