Myanmar // Birmania // Burma

Pages

La fiscalía investiga a "Birmania por la paz" por fraude

martes, 9 de noviembre de 2010

Nota importante de Birmania Libre:
Esta noticia solo la hemos visto en Publico, firmada por Raquel Morales en Barcelona. Hemos buscado en más medios, pero no la hemos encontrado.

La publicamos, como no podría ser de otra manera, con y por las debidas cautelas.
Con las debidas cautelas, pues solo tenemos una fuente y el tema aún está bajo investigación.
Por las debidas cautelas, pues hemos publicado en numerosas ocasiones notas y noticias sobre Birmania por la paz y sus acciones y no queremos perjudicar a nadie, sobre todo a los lectores del blog.

Al comenzar con el blog Birmania por la paz fue una de las pocas fuentes sobre Birmania que encontramos en español, y una de las pocas organizaciones que trabajaban en Birmania, sobre el terreno (luego hemos conocido más). Desde entonces hemos publicitado sus acciones siempre que hemos podido.



La Fiscalía Provincial de Barcelona investiga a la asociación Gandhiji Cultural, responsable del programa Birmania Por la Paz (BPLP), por presunto fraude en documento mercantil. Alertada por el gabinete jurídico de la Generalitat, la Policía Judicial indaga en las cuentas de la organización, después de que la fiscal Rosana Lledó abriera diligencias.

La asociación está dirigida por Concha Pinós y su programa principal es Birmania Por la Paz, que fomenta "la democracia, los derechos humanos y la paz" en el país del sureste asiático. Los socios y colaboradores de la entidad han recibido con preocupación la noticia. También la clínica Mae Tao, en la frontera birmano-tailandesa, con la que la asociación se había comprometido a construir una maternidad. Aunque les consta que Pinós ya habría recogido donaciones para el proyecto de Manos Unidas o la Agencia Catalana para la Cooperación y el Desarrollo (ACCD), en el centro médico no han recibido ni un céntimo.

La Oficina de Promoción de la Paz y los Derechos Humanos, del Gobierno catalán, comunicó sus sospechas al gabinete jurídico de la Generalitat de que Gandhiji Cultural podría haber cometido un delito por falsedad en documento mercantil. Antes, la Oficina había estudiado los justificantes presentados por la asociación de dos subvenciones recibidas en 2008. Finalmente, el 1 de octubre, el gabinete jurídico de la Generalitat informó a la fiscalía.

Una de las subvenciones debía destinarse al proyecto Birmania por la Paz y la otra, a un festival de cine. En total, sumaban 17.851 euros. Las entidades que reciben alguna contribución de la Oficina de Promoción de la Paz y los Derechos Humanos están obligadas a presentar a la Generalitat los justificantes de toda la actividad que realizan, insisten desde la Generalitat. Y de ahí surgieron las sospechas.

Entre las facturas aportadas para acreditar los gastos del proyecto Birmania por la Paz, con un presupuesto total próximo a los 200.000 euros, varias podrían ser falsas. Una de ellas es la que Pinós imputó a Pharmamundi (95.765 euros) por la compra de medicamentos para los damnificados del ciclón Nargis. "Nunca trabajamos con Gandhiji, nos pidieron un presupuesto y no supimos más de ellos", asegura a Público Yolanda Ansón, de Pharmamundi.

Un testimonio parecido es el de Karmele Osa, de la asociación tibetana Atisha de San Sebastián, de quien Pinós habría aportado una factura a la administración de 34.800 euros.

"Concha vino a Donosti en 2008 con Zoya Phan, hija de Mae Shan, líder de una minoría étnica, a quien invitamos a dar una conferencia. Cubrimos los gastos entre Atisha y el parlamento guipuzcoano", aclara Osa. Este diario ha tenido acceso a otros justificantes de gastos de BPLP, entre los que habría facturas del servicio de spa y minibar de un hotel.

Sin maternidad
Mientas, en la Clínica Mae Tao, dirigida por la doctora Cinthya Maung (Premio Internacional Catalunya), siguen a la espera de la ayuda prometida por Pinós y firmada en un contrato en mayo para la construcción de la nueva clínica materno-infantil. Sin fondos, no han podido colocar ni la primera piedra.

Manos Unidas, que aportó 30.000 euros, ya ha pedido explicaciones a Pinós. "Podría ser sólo un retraso; hemos hecho tres intervenciones con ella y dos han sido muy positivas", puntualiza María González, de la ONG. BPLP también habría recibido fondos de la Agencia Catalana de Cooperación y del Ayuntamiento de Platja d'Aro (Girona), entre otros, para invertir en Mae Tao. Pinós no ha querido atender a las preguntas de Público.

Si te ha interesado este artículo, compártelo.


votar

2 comentarios:

Publicar un comentario