Myanmar // Birmania // Burma

Pages

Dos partidos autoritarios se disputan gobernar Birmania

lunes, 8 de noviembre de 2010

Dos partidos autoritarios se disputan el Gobierno de la "floreciente democracia disciplinada" de Birmania, después de que arrollaran al resto de las formaciones políticas en las elecciones celebradas ayer.

Los resultados provisionales anunciados por la prensa oficial indican que el escrutinio lo encabezan el Partido del Desarrollo y Solidaridad de la Unión, del primer ministro Thein Sein; y el Partido de Unidad Nacional, presidido por Yun Ti, un estrecho colaborador del ex dictador Ne Win.

Las autoridades no han desvelado una fecha orientativa en la que podrían hacer públicos los resultados oficiales de las elecciones ni el procedimiento que siguen para efectuar el recuento, que se realiza con la acostumbrada opacidad que distingue al régimen.

En una alusión a los comicios, los primeros que se desarrollan en el país tras veinte años de férreo gobierno militar, la televisión estatal señaló que la votación se desarrolló "felizmente y libremente", a pesar de que las denuncias de fraude e intimidación fueron en aumento a medida que se aproximaba la fecha de la consulta.

La Fuerza Nacional Democrática, creada por ex miembros de la Liga Nacional por la Democracia (LND) después de que está decidiera boicotear las elecciones, presentó denuncias de fraude e intimidación ante la Comisión Electoral, aunque éstas fueron rechazadas.

"En los últimos días se han dado decenas de casos de intimidación, visitas de las fuerzas de seguridad al hogar de seguidores con la excusa de que pretendían inspeccionar sus papeles de identidad", dijo a Efe Thaung The, abogado y miembro del comité regional del partido.

Al menos otras seis formaciones también han presentado denuncias de fraude, todas contra el partido del ex general Thein Sein, la antigua milicia gubernamental que mató a cerca de 40 personas en el ataque a una caravana de vehículos en los que viajaban la líder de la oposición Aung San Suu Kyi y sus seguidores en mayo de 2003, cerca la localidad de Depayin.

La Nobel de Paz, que llevó a la LND a la victoria en las elecciones de 1990 cuyos resultados jamás acataron los generales, instó a sus seguidores a boicotear estos comicios por considerar que fueron planeados para perpetuar a los militares en el poder.

Suu Kyi, que ha pasado confinada en su vivienda de Rangún 15 de los últimos 20 años, cumple sus últimos de días de una pena de 18 meses de arresto domiciliario, que en teoría expira el próximo 13 de noviembre.

Al día siguiente de la votación, en el centro de la ciudad de Mandalay, la segunda mayor del país, un gran cartel recordaba a los viandantes: "Los patrióticos hombres de las Tatmadaw (Fuerzas Armadas) participarán y servirán a la política nacional".

Aunque la Constitución garantiza a los militares un rol principal en el organigrama del Estado, será la primera vez desde el golpe de estado de 1962 que Birmania tenga un gobierno civil.

Al menos dos millares de oficiales del Ejército, incluidos 27 miembros de la Junta con rango de general, renunciaron hace unos meses a sus carreras militares para ser candidatos o liderar partidos próximos al régimen.

Los resultados desvelarán cuál será la composición de las 14 asambleas regionales y del Parlamento, en el que los militares tienen reservados 110 escaños del total de 440, además de otros 56 asientos en la Cámara Alta, de 224.

Según establece la Carta Magna, serán militares quienes estarán al frente de los principales ministerios, como Defensa, Asuntos Fronterizos e Interior, y el jefe de la Fuerzas Armadas tendrá poder para asumir el control absoluto en el caso de que se declare el estado de excepción.

Noticia de EFE vista en muchos medios.
Curiosamente, también aparece en El mundo, pero con el título "La democracia en Birmania, en manos de dos partidos". Que cada uno saque sus conclusiones.

Si te ha interesado este artículo, compártelo.


votar

Publicar un comentario en la entrada