Myanmar // Birmania // Burma

Pages

HRW insta a Birmania mejorar la ley que permite manifestarse a sus ciudadanos

jueves, 15 de marzo de 2012

Human Rights Watch (HRW) instó al Gobierno de Birmania a modificar varios artículos de la ley del derecho de reunión pacífica no acordes a los estándares internacionales, indicó la organización en un comunicado.

La ley de manifestaciones, aprobada formalmente en diciembre del año pasado por el presidente del país, Thein Sein, establece que los ciudadanos deben solicitar permiso a las autoridades con al menos cinco días de antelación a la fecha fijada por los convocantes.

Sin embargo, aunque el permiso sea concedido, los manifestantes pueden enfrentarse a sanciones penales de hasta seis meses de cárcel por conductas "no apropiadas", tales como dar discursos con información falsa o causar el pánico entre la población.

"Estos delitos se articulan en términos imprecisos. Los protestantes pacíficos no deberían terminar en la cárcel porque a un oficial de policía no le guste lo que dice", indicó Brad Adams, director de HRW en el continente asiático.

A pesar de que con la presente ley los birmanos pueden expresar sus ideales con mayor libertad, "todavía permite al Gobierno saltarse los derechos básicos del pueblo", explica Adams.

Birmania vive una etapa de cambios desde que la última Junta Militar se disolvió el 30 de marzo de 2011 y entregó el poder a un gobierno civil.

Desde entonces, el Ejecutivo ha autorizado los sindicatos, ha flexibilizado la censura, ha impulsado el diálogo con Suu Kyi y ha firmado algunos acuerdos de paz con ejércitos étnicos.

"Hay mucho entusiasmo acerca de los cambios en Birmania, pero no se le debe dar crédito a un Gobierno solo por ofrecer un grado de libertad que antes no existía", critica el director de HRW para Asia, "merecerán las felicitaciones por las reformas sólo cuando las personas puedan ejercer sus derechos básicos".

Las últimas manifestaciones en las calles de ciudades de Birmania, llamadas de la "Revolución azafrán", se produjeron en septiembre y octubre de 2007, y fueron acalladas a tiros por las fuerzas de seguridad.

"La verdadera prueba de las nuevas leyes será ver lo que sucede cuando se intenten utilizar", sentenció Adams.

Visto en La información.

Si te ha interesado este artículo, compártelo.


votar

1 comentarios:

Publicar un comentario