Myanmar // Birmania // Burma

Pages

10 años por ayudar a las víctimas del Nargis

miércoles, 7 de enero de 2009

Tras la destrucción provocada por el Nargis en el sur de Birmania, Khin Maung Win, residente del sur de Rangún de 29 años, no tuvo mejor idea que hacer lo que no hacían los dirigentes del país: ayudar a las víctimas.

Ayer fue sentenciado a 10 años de prisión y trabajos forzados; se le culpa de haber establecido una asociación ilegal [5 años de condena] y de violar las leyes fronterizas y de inmigración del país [otros 5 años].

Khin Maung Win es miembro de la asociación "Nueva generación", contraria a la Junta Militar, y fue detenido el 10 de octubre de 2008 mientras trabajaba como voluntario ayudando a los damnificadas por el ciclón. Anteriormente había estado trabajando en Malasia, pero al parecer perdió su pasaporte y tuvo que regresar ilegalmente a Birmania.

Ko Khin Maung Win se casó con Pan Phyu Phyu Pwint, también de 29 años, el mismo día de su ingreso en la prisión, a las puertas de Insein. Seguidamente fue encarcelado.

El pasado noviembre el famoso actor birmano Zarganar también fue condenado, él a 45 años de prisión, por ayudar voluntariamente a las víctimas del Nargis.
Visto en BurmaNet News.

Si te ha interesado este artículo, compártelo.


votar

2 comentarios:

RosaMaría dijo...

Esto es terrible, inadmisible en todo caso. No existe la Cruz Roja Internacional? Cómo encaran el pedido de derechos humanos y reivindicaciones? Realmente me parece monstruoso. Un abrazo

CHucky dijo...

Con el Nargis ha habido dos grandes problemas:
* Primero que los dictadores apenas avisaron a la población de que venía una tormentita de nada (y luego resultó ser un ciclón devastador) y cuando avisaron ya fue tarde.
* Segundo que tras la catástrofe se encerraron en sí mismos e impidieron la entrada de ayuda al país hasta que pasó un buen tiempo (todo para que no hubiese noticias de lo que allí pasaba), así que ni la cruz roja ni ninguna asociación pudo hacer nada legalmente; otra cosa es lo que hacían algunos grupos y asociaciones que cruzaban ilegalmente la frontera para llevar la ayuda que los dictadores se negaban a recoger.

La duda de los países occidentales al principio fue si hacer algo ilegal e invadir el país para llevar ayuda, o permanecer a la espera. Esperaron.

Publicar un comentario