Myanmar // Birmania // Burma

Pages

Decesos

lunes, 23 de marzo de 2009

Dos sucesos luctuosos han acontecido este fin de semana.

Por un lado ha muerto Daw Kyi Oo (en la foto), la madre de Zarganar. Zarganar, famoso comediante birmano, cumple 45 años de prisión por ayudar a los damnificados del Nargis.

Por otro, ha muerto Josette Vaillancourt, suegra de Daw Aung San Suu Kyi. Vaillancourt era la madre del malogrado Michael Aris, el marido de La Dama, quien murió en 1999 sin que los dictadores birmanos le diesen permiso para entrar a ver a su esposa, ni a esta para salir.

Si te ha interesado este artículo, compártelo.


votar

4 comentarios:

Estef Valentine * The Perdition dijo...

Mi más sincero pésame, RIP.

CHucky dijo...

Yo, solo de pensar lo que han pasado estas personas... se me atragantan las palabras.
Sólo de imaginar a Zarganar conociendo la noticia en prisión por ayudar a sus semejantes...
O la suegra de Suu Kyi, lo que ha tenido que sufrir viendo a su hijo morir de cáncer sin poder despedirse de su mujer...

Parece una mala pesadilla escrita por un mal escribano.

Carlos Sardiña Galache dijo...

Una pequeñísima puntualización: no es del todo exacto que la Junta Militar denegara permiso a Aung San Suu Kyi para dejar Birmania y despedirse de su marido. En realidad, la Junta estaba, y está, deseando que Aung San Suu Kyi abandone el país y por aquel entonces estaba más que dispuesta a dejarla salir del país, siempre y cuando estuviera dispuesta a pagar el precio de no volver a entrar. Sin duda debió ser una cruel disyuntiva para ASSK, elegir entre su marido y su país.

Un saludo

CHucky dijo...

@Carlos: nada que objetar a tu perfecta puntualización.

Efectivamente, los dictadores no dejaron entrar a Michael Aris en el país; en cambio sí dejaban que La Dama saliese del país... so pena de no volver.

Ante actos como este por parte de los dictadores birmanos, uno se plantea realmente odiar a determinadas personas. Como dice un amigo, no hay ventanas suficientes para que salte tanto hij@dep@t#.

Hay gente (algunos así lo han expresado en los comentarios de este blog) que considera que Suu Kyi haría mejor su labor por Birmania desde fuera del país, luchando en instituciones internacionales. Ella decidió quedarse, incluso en esos momentos. Yo, simplemente, respeto su (dolorosa) decisión.

Publicar un comentario