Myanmar // Birmania // Burma

Pages

Situación en Myanmar

lunes, 13 de abril de 2009

Hace algunos días pusimos una entrada sobre Jambo Mondo, un viajero en Bagán.
Hoy traemos una entrada de su blog sobre la situación en Myanmar.
Nota: añadidas las correcciones que nos ha indicado "Anónimo" en los comentarios.
Muchas gracias, "Anónimo".

Myanmar (antigua Birmania) es el país con la renta per cápita más baja de la zona y su población vive bajo el yugo de la dictadura más duradera que esté sufriendo cualquier país en estos momentos.

El pasado
En 1949 1948 Birmania dejó de ser colonia británica, en gran parte gracias al líder y héroe birmano Aung San.

Tras unos años de tendencia comunista, en 1962, el general Ne Win lideró un golpe de estado que le llevó al poder, en el cual se mantuvo hasta 1981 1988, cuando se retiró siendo ya anciano [Nota: debido a la situación del país y las manifestaciones].
Le relevó el general Saw Maung.

A pesar de se celebran elecciones desde 1974, el país vive sumido en un estado de dictadura, control y depresión similar al descrito por George Orwel en su libro 1984.

Situación actual
La libertad de expresión es uno de los derechos más castigados en Myanmar. Eso se puede percibir perfectamente al hablar con la gente que habla de forma discreta, observando a su alrededor la posible presencia de personas afines al gobierno que puedan delatarlo.
Tras tantos años en este estado ha creado ya una psicosis que hace que, aunque no haya nadie espiando, uno siempre tiene la sensación de ser observado y acaba comportándose siempre como si hubiera alguien vigilándole.
Para reforzar esta represión intelectual, el gobierno intenta reescribir la historia, cambiando todo los libros de texto de las escuelas, filtrando absolutamente cualquier obra escrita que se publique en el país y rebautizando el nombre del país o de algunas ciudades para generar entre la población mayor sensación de rechazo hacia momentos de la historia anterior, como la colonización por parte de los ingleses.

Cada generación es más sumisa, al no haber vivido nunca la libertad de expresión en sus propias carnes y, con las generaciones más recientes, ni tan siquiera haber oído hablar de ello a sus padres.

Grupos étnicos
En Myanmar (Birmania) hay más de 100 grupos étnicos, siendo el grupo birmano el más numeroso.

Los grupos étnicos de los estados cercanos a las fronteras fueron siempre muy reaccionarios y hubo un estado de guerra durante décadas.
El gobierno dedicó mucho dinero a construir un ejército muy numeroso y a aplicar una estrategia de desgaste que llevó a muchos grupos rebeldes a capitular y a otros a negociar una solución.

En la región cercana a Tailandia el gobierno permite la plantación de opio a cambio de recibir parte de los beneficios que ese comercio genera.

Fruto de la acción del rodillo militar las zonas fronterizas de la vecina Tailandia están llenas de refugiados birmanos que esperan poder volver algún día a su hogar.

La explotación del pueblo
Los campesinos son el eslabón más débil de la cadena social birmana. Hombres, mujeres y niños pueden ser llamados a trabajar en la obra civil sin recibir un solo kyat (moneda de Myanmar).

Se obliga también a los campesinos a donar parte de sus cosechas al Estado, que las destina a los militares y funcionarios, además de vender parte de esas cosechas para conseguir nuevos fondos.
Para conseguir un puesto de trabajo en la administración o empresas u organizaciones afines hay que pagar dinero para sobornar a las personas involucradas en ello y muchas veces es condición indispensable pertenecer a una organización asociación que apoya claramente al partido.

Mucha gente se niega a dar dinero al gobierno o a pertenecer a cualquier asociación afín, por lo que pierden la oportunidad de conseguir un trabajo estable.

Los guías turísticos privados consiguen que los turistas no tengan que pagar las entradas a ciertas pagodas en las cuales todo extranjero debería pagar un dinero que va directamente al gobierno. Lo hacen con la complicidad de los que trabajan en dichas pagodas.

Futuro
No obstante, hay elementos que podrían hacer cambiar las cosas en el futuro.

Los monjes han sido tremendamente castigados tras sus manifestaciones en 2007 y se les atribuye un papel político que nunca habrían tenido si no hubiera existido una dictadura tan brutal.


Aung San Suu Kyi, casada [nota: en verdad, viuda] con un inglés e hija del héroe Aung San, es la gran esperanza para mucha gente. Vive encerrada en su casa bajo arresto domiciliario y es atacada continuamente por el aparato del gobierno con el objetivo de desacreditarla.
Ganó las elecciones en 1990, pero el Gobierno se negó a entregarle el poder e intervino la Junta Militar para restablecer la situación que había antes de las elecciones.

En 2010 hay de nuevo elecciones. La gente de más edad no cree que nada vaya a cambiar, y el pueblo parece estar sumido en un estado de entrega que no pueda permitir cambios.
Sin embargo no habría que descartar que unas elecciones fraudulentas pudieran desembocar en una rebelión del pueblo que pudiera provocar cambios.

Si te ha interesado este artículo, compártelo.


votar

6 comentarios:

Publicar un comentario