Myanmar // Birmania // Burma

Pages

Despedida y cierre [esperemos que sea temporal]

lunes, 11 de abril de 2011

Buenos días, estimados amigos de Birmania.

Esta es (a priori) la última entrada de este blog. Yo soy yo, y mis circunstancias, y mis circunstancias me fuerzan a dejar de escribir en el blog, al menos por una larga, larguísima temporada.

Escribir este blog me ha supuesto un relativo esfuerzo, esfuerzo plasmado en el tiempo que le dedico a él, que no es tanto un problema como el que no dedico ese tiempo a otras cosas. Tengo en mi lector de feeds casi una cincuentena de páginas, búsquedas y alertas varias sobre Birmania y leo cada día unos 150 mensajes al respecto. Mensajes y feeds que hay que filtrar, noticias que confirmar, en la mayoría de los casos traducir y, cuando hay tiempo, editar y publicar. Este esfuerzo me ha afectado a mí, restándome tiempo de estudios, trabajo y diversión, aunque lo he asumido sin más; era mi elección. El problema es que este esfuerzo ya me afecta demasiado, y no solo a mí, sino a mi gente. Necesito dedicarme a otros menesteres, quizá menos importantes, pero necesarios (para mí). C'est la vie, que dirían los franceses; shit happens, que dirían los ingleses.

Empecé el blog tras la llamada Revolución azafrán, en octubre de 2007. Los primeros días, incluso semanas, los mass-media publicaban informaciones, incluso en portada, mandaban enviados especiales que entraban ilegalmente en el país para cubrir la noticia, etc. De pronto, de un día para otro, Birmania desapareció de las noticias. Aquí paz, y después gloria. Y a mí, simplemente, aquello me enfadó y me negué a que Birmania desapareciese de los medios; así que empecé el blog. En mi inocencia imaginaba que no sería un trabajo arduo, que en unas semanas, meses a lo más, la revolución triunfaría, la ONU ayudaría y los dictadores caerían. Sí, con 35 años aún creía en los gnomos. Hice una búsqueda en internet, encontré algunos (pocos) sitios que hablaban de Birmania en Español, algunos (más) en inglés y otros idiomas; y empecé a escribir. Incluso llegamos a montar un grupo que nos dedicábamos a bloguear por Birmania cada uno en nuestro idioma.

Desde entonces en cuanto disponía de un rato libre me dedicaba a leer, filtrar, traducir y publicar en Español las noticias que encontraba. Muchas, muchísimas, se han quedado en el tintero. Por ejemplo, uno no puede publicar todas las informaciones de los Free Burma Rangers, todas las violaciones, asesinatos, aldeas destruidas, gentes expulsadas... el flujo de información es constante y, simplemente, no hay tiempo material.

Incluso llegué a comprar el dominio BirmaniaLibre.com que no he tenido tiempo de configurar correctamente...

La verdad es que ha sido un trabajo arduo, desagradable. Han sido muchas las ocasiones en las que he pensado en tirar la toalla que ahora tiro, pero siempre encontraba razones para seguir. Y el conocer a mucha de la gente que he conocido en este tiempo ha ayudado mucho. Gente que me animaba, gente que organizaba exposiciones, gente que montaba ONGs para conseguir dinero (eh, ¿nos tomamos un café? No: montemos una ONG. Así de simple.), gente que construía orfanatos en Birmania, gente que se iba allí en sus vacaciones para ayudar... Esa gente. Gracias a ellos he aguantado más de lo que yo mismo creía que podría aguantar.

Pero he hecho crack. Me he roto y tengo que dejarlo. Ojalá sea por un tiempo, que de ser un tiempo será largo, pero al menos no será eterno.

Si alguien quiere seguir con el blog (y sus correspondientes cuentas en Facebook y Twitter) tiene mis bendiciones y mis ánimos; avisadme (podéis encontrar mi mail en mi perfil de blogger) y vemos cómo lo organizamos.

Si alguien quiere seguir la actualidad birmana, aquí tiene algunos enlaces.
En español:


En inglés:
Ha sido un placer. Gracias por todo y
no os olvidéis de Birmania.

Si te ha interesado este artículo, compártelo.


votar

4 comentarios:

Publicar un comentario