Myanmar // Birmania // Burma

Pages

Presión

lunes, 5 de abril de 2010

En geología todo se resume a dos factores: presión y tiempo.

Se siguen sucediendo las presiones. Tanto externas como internas. En un sentido (en contra de las elecciones que planean los dictadores) y en el otro.

En estos días hemos visto como las presiones internacionales se suceden.

Nueve senadores de EE.UU. presionan para que se endurezcan las sanciones contra Birmania. Estos senadores pertenecen a todo el espectro político estadounidense: Mitch McConnell, John McCain, Sam Brownback, Susan Collins y Judd Gregg por parte de los republicanos, Barbara Boxer, Russ Feingold y Dianne Feinstein por parte de los demócratas, así como el independiente Joe Lieberman.

El Primer Ministro británico, Gordon Brown, ha alzado la voz en contra de las injustas elecciones birmanas, volviendo a exigir que se permita la participación de Aung San Suu Kyi. Del mismo modo se han pronunciado en Australia, Indonesia, etc. Sorprendentemente, incluso la dictadura china ha pedido a Birmania que libere a todos sus presos políticos, Suu Kyi incluida.

En el otro lado están los que presionan para que todo siga igual. Así, los dictadores han presionado a la prensa local para que obvie el rechazo de la NLD a participar en la farsa electoral. Está prohibido publicar algo; y, en caso de publicarlo, tiene que seguir la tesis oficial: la NLD con este acto ha decidido perturbar el normal desarrollo electoral, lo que supone una traición al país, falta de patriotismo, ataque a la democracia y otra serie de falacias. Ya se sabe que si algo no sale en la prensa, es como si no existiera.

Si te ha interesado este artículo, compártelo.


votar

1 comentarios:

Publicar un comentario