Myanmar // Birmania // Burma

Pages

Minorías en la Unión de Myanmar

domingo, 10 de enero de 2010

Negación de la identidad de la etnias periféricas

Entre las estrategias de la Junta militar birmana para la perpetuación de su poder se encuentra la dura persecución a los grupos étnicos minoritarios

Correspondiéndose con su formación por un agregado heterogéneo de regiones naturales, Myanmar alberga un panorama étnico muy variado. Su población, de alrededor de 60 millones de habitantes, es eminentemente rural, y el mayor grupo étnico es el birmano, también conocido como tíbeto-birmano, constituyendo una tres cuartas partes de sus habitantes y la etnia que históricamente ha mantenido un mayor grado de cohesión.

Concepto de minoría

Además del grupo birmano, existen diversas minorías étnicas que habitan principalmente las zonas periféricas: los karens, la minorías shan, los pequeños núcleos mons, palaungs y was, el pueblo kachin, entre otros.

Más allá del porcentaje poblacional constituido por un grupo étnico, según Andrea Giglia en “Léxico de la Política”, se consideran minorías a aquellas poblaciones que no sólo por sucesos históricos, políticos o económicos (por ejemplo, migración, colonización, invasiones, deportaciones, expulsiones, anexiones) se encuentran en un territorio donde la mayoría de los ciudadanos pertenecen a otra cultura, hablan una lengua diferente o practican otra religión.

Si bien el concepto de minoría se refiere en parte a elementos determinantes de las identidades colectivas en sentido tradicional, recientemente han aparecido "nuevas minorías". Estas últimas se refieren a sujetos que se encuentran en una situación de desventaja con respecto al ejercicio pleno de los derechos propios de la mayoría. Por lo tanto, la categoría minoría no necesariamente tiene que ver con una condición numéricamente minoritaria.

Estado multiétnico y Junta Militar

Ante la presencia de un Estado de carácter multiétnico la Junta militar, actual gobierno autoritario, cambió el antiguo nombre del país –Birmania- por el de Unión de Myanmar en el año 1989. Este cambio fue y es rechazado por los opositores del actual régimen, tanto dentro como fuera del país, quienes afirman que el gobierno no tenía la autoridad para realizar dicho cambio. El título de Unión de Myanmar es reconocido por la Organización de las Naciones Unidas y por la Unión Europea, pero es rechazado por algunos gobiernos.

Por otra parte la ciudad más poblada, Rangún, se encuentra en proceso de abandono como capital, ya que Naypyidaw la reemplaza en ese rol desde el mes de noviembre de 2005. Irónicamente, los nombres de las ciudades son, de acuerdo con su etimología, "ciudad sin enemigos" y "asiento de reyes", respectivamente.

Negación de la identidad

Estos cambios, efectuados absolutamente sin consulta ni consenso, forman parte del proyecto del gobierno para la desarticulación de la estructura social birmana y la negación de su identidad como pueblo multiétnico, un pueblo tan antiguo que se remonta al siglo III a.C., y unificado finalmente hacia el siglo XV.

Los planes de perpetuación de la Junta militar quedan reflejados no sólo en estos hechos sino también en su focalización en la persecución a las minorías, tanto étnicas como políticas y de género, buscando en cada acción eliminar cualquier grupo opositor que pudiera socavar su poder.

Desafortunadamente, los numerosos reclamos contra las violaciones a los derechos humanos que se han desarrollado ininterrumpidamente desde el ascenso de la Junta militar aún no han sido oídos.

Visto en Suite 101.

Si te ha interesado este artículo, compártelo.


votar

2 comentarios:

Publicar un comentario